Comprar tu primer vibrador y como usarlo en tus relaciones sexuales

¿Qué es un Vibrador?

El vibrador es sin lugar a dudas uno de los juguetes eróticos más populares y conocidos. Son una excelente alternativa para la mujer para satisfacerse en su absoluta soledad o para divertirse dentro y fuera de sus relaciones sexuales. Y con el auge de los sexshop online hay más gente que se anima a tener uno de ellos.
Sin embargo, cuando estás a solas con él te preguntas, sobre todo si es el primer vibrador ¿Cómo lo utilizo? ¿Cómo debo empezar a usar para disfrutar de una experiencia placentera? A continuación te damos respuesta con ocho pasos para que sepas la próxima vez que hacer con tu juguetito sexual cuando lo tengas en tus manos.

Cómo usar un vibrador

  • Antes de empezar a utilizar un vibrador. Debes estar seguro de adquirir el vibrador, su uso no solo es excitante, también trae grandes beneficios para la vida sexual, ayuda a explorar el cuerpo y encontrar cuales son los puntos de placer con los que disfrutas más.

  • Antes de introducirlo en la vida sexual de pareja y compartirlo con tu amante, quizás es mejor primero empezar a acostumbrarse al vibrador a solas.

  • Si eres de las que se masturban sin ningún juguete sexual, acariciar y penetrar en tus zonas más íntimas con un vibrador puede resultar incomodo. Es importante que antes de ponerte manos a la obra y disfrutar del vibrador, es mejor que te acostumbres a su forma, textura y funcionalidad.

  • Antes de disfrutar de tu vibrador, lavado muy bien con agua tibia y un jabón neutro o con un limpiador de juguetes eróticos que puedes encontrar aquí. Si no es resistente al agua asegurarte de no mojar el motor y hazlo con las pilas quitadas.

  •  ¡Vamos a explorar! Enciende el vibrador a la velocidad más baja para que te vayas acostumbrando a sus vibraciones y probando como te va excitando los puntos claves de tu cuerpo. Es momento de explorar sin tocar la zona más íntima, pasa por tus labios, tus pechos, el vientre, entre las piernas… El objetivo es descubrir que puedes sentir con la intensidad de las vibraciones en otras partes del cuerpo antes de masturbarte directamente con él.

  •  Una vez que disfrutas con la velocidad más baja, es el momento de ir explorando las diferentes velocidades del vibrador e identificar con cual de ellas te sientes más gusto.

  • Cuando te sientas cómoda con el vibrador, que no necesariamente tiene que pasar el mismo día e incluso más de uno, pasa ya a la acción, ya es el momento que te masturbes con él. Siempre es mejor empezar a acariciar el clítoris y cuando ya estés totalmente húmeda pasa a explorar dentro de tu vagina. Para que puedas maximizar las sensaciones y estremecerte con penetraciones mucho más placenteras, es obligatorio el uso de un lubricante de base de agua, se desliza mejor y el tacto es más sedoso.

  • La idea es que notes como el placer va creciendo por todos los rincones de tu cuerpo, aumentando el nivel de las excitantes vibraciones, elevando la intensidad de la masturbación y llevar el placer a otro nivel que nunca antes has experimentado.

En definitiva, no tengas miedo a comprar y empezar a disfrutar de un vibrador, reserva una cita en tu habitación con tu vibrador y disfruta del placer que te dá tu fiel compañero. Luego ya llegará el momento de emocionarte con tu pareja y montar un trio, tú, tu amante y tú vibrador, que resultará una cita inolvidable.